Temas piperos ante el 28-A

Dentro de una semana, los españoles habremos elegido a unos nuevos representantes, un nuevo Congreso y Senado que deberá legislar durante los próximos años sobre temas que nos afectan. Ante las nuevas elecciones generales, ¿qué ofrecen los diferentes partidos políticos al mundo pipero? ¿Qué respuestas podemos encontrar los fumadores de pipa?

Para responder a esa pregunta, primero hay que concretar los grandes temas que pueden afectar al colectivo piper. Mi criterio es que, en la actualidad, existen al menos cuatro grandes cuestión que afectan a la pipa en España, que son, sin que el orden implique preferencia o prioridad:

  1. Situación legal del narguilé o sisha.
  2. Despenalización de la hoja de tabaco.
  3. Trazabilidad.
  4. Comercio electrónico.

Photo by Element5 Digital on Unsplash

El narguilé o sisha vive un momento de auge en España. No por el consumo doméstico, sino en la hostelería, especialmente en Madrid, Andalucía y la fachada mediterránea. Aunque la legislación española contra el tabaco prohíbe fumar en espacios cerrados de hostelería, existe una rendija legal por la que se han colado las pipas de agua. Y es que no necesitan necesariamente tabaco, sino otros productos que no llevan nicotina y, por lo tanto, no se puede considerar que fumen. Aunque, en diferentes informaciones publicadas en medios como El País aseguran que en intervenciones policiales se ha detectado que en realidad se ofrece tabaco, con lo que se estaría vulnerando la ley.

El pasado mes de marzo, se conocía una sentencia del Tribunal Supremo que entendía que la venta de hoja de tabaco no era contrabando. En una interpretación garantista, entendía que el contrabando de tabaco se reduce a las labores tratadas mecánicamente, lo que excluye la hoja de tabaco natural, secada y lista para su elaboración. Se abren muchas posibilidades pero la respuesta del gobierno puede ser rápida. Un cambio en la legislación lo podría considerar contrabando, con lo que conviene ser prudente.

No obstante, es un tema de gran interés para los pipafumadores, toda vez que hay muchos aficionados a la alquimia, al noble arte de hacer sus propias labores.

Mucho no hemos escuchado nada de la trazabilidad del tabaco. Es una de las medidas nacidas en la Unión Europea y que obligan a que se pueda rastrear en todo momento donde se encuentra una cajetilla o paquete de tabaco hasta que llega a su consumidor final. En la mayoría de la Unión Europea, se ha legislado fijando la cadena desde la producción de la cajetilla hasta que llega al estanco o punto de venta habitual. España ha ido un paso más allá y obliga a mantener esa trazabilidad en las máquinas de venta, lo que obliga a unos costes extraordinarios para los estancos y un trabajo adicional. El sector se encuentra muy preocupado y el propio gobierno no sabe muy bien como se va a resolver. En principio, debería comenzar a aplicarse en mayo de este año, pero se ha retrasado hasta octubre.

Directamente, la medida no afectará a los fumadores de pipa, aunque no cabe duda que las turbulencias no son buenas para los estancos, que son nuestros principales proveedores de labores. Además, siempre se puede temer que una pérdida de ganancias en el mercado de cigarrillos se quiera resolver incrementando los precios en el tabaco de pipa.

Por último, el comercio electrónico es la asignatura pendiente de la legislación contra el tabaquismo. Formalmente se encuentra prohibida en España con el argumento de que no se conoce la identidad del comprador y, con ello, existe el riesgo de que compre un menor. Sin embargo, en los últimos años, los desarrollos tecnológicos permiten que se conozca plenamente la identidad del comprador a través de internet. De esta manera, se aseguraría un posible negocio a los estancos españoles, que podrían vender tanto a los pipa-fumadores españoles como al resto de la Unión Europea. Al tiempo, tendrían un arma para competir con los países que sí autorizan la venta electrónico.


Photo by Parker Johnson on Unsplash

Frente a estos temas, ¿cual es la respuesta de los partidos? Me leído los programas de PSOE, Partido Popular, Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox ya que son las formaciones que, según parece, manejarán el cotarro en los próximos meses. Y la verdad es que en el mejor de los casos, la respuesta es el silencio.

El PSOE es el partido que más referencia hace a mantener la lucha contra las adicciones y cita el tabaquismo, pero también se fija en la ludopatía y la burbuja del juego electrónico, preocupación compartida con Ciudadanos. Pero de esa lectura no puedo esperar un escenario más favorable a los pipafumadores. Ni tampoco desfavorable.

Partido Popular, Ciudadanos y Vox hablan de rebajas fiscales, pero ninguno cita a los impuestos especiales sobre el tabaco, con lo que seguiremos como hasta ahora.

Todos los partidos sin excepción hablan de favorecer las nuevas tecnologías, el desarrollo comercial de nuestras empresas; pero no creo que a ninguno se le ocurra plantear un cambio legislativo para favorecer la venta por internet de tabaco.

Y otro común denominador es la cantidad de apoyos a los autónomos y empresarios. Espero que aquellos artesanos de la pipa en España y las pequeñas empresas que intentan sobrevivir confirmen en su día a día que han cumplido sus palabras y no se las han llevado el viento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑