Historia de un éxito: el Club Virtual de Sutliff

Unos 1.500 socios y una vocación internacional convierten al Club Virtual de Fumadores de Pipas de Sutliff en un verdadero caso de éxito. Una iniciativa que demuestra la capacidad de adaptación de una empresa con larga tradición y que, seguramente por eso, sabe beber de las esencias de su mercado.

El Club se lanzó en el otoño del pasado año y, rápidamente, se extendió por todos los Estados Unidos. En su arranque, contó con quinientos socios, cifra que se dobló y, en la actualidad, dispone de 1.400 personas y 37 clubes de pipas.»Como fabricante, es muy importante interactuar directamente con nuestros consumidores y debemos buscar nuevas fórmulas, ágiles y creativas», explica a Pipas y Tabaco Anne Dikins, de la dirección de ventas. Hoy en día, el club ya cuenta con asociados en todo el mundo y sus promotores no han puesto límites en el número de socios. Estiman que este año podrían superar los 2.000 socios.

Incorporarse es sencillo. Entrando en la página de Sutliff, hay que dirigirse a la pestaña About us. En ella, seleccionar Pipe Club Membership y rellenar los datos. A partir de este momento, el pipa fumador se incorporará al Club. «Hemos recibido muchas solicitudes de zonas rurales y alejadas de las ciudades con Pipa Clubes», comenta Anne Dikins.

Cada dos o tres meses, los socios reciben una correo de Tobaccopipes donde se le oferta la posibilidad de adquirir un tabaco de la casa a un precio reducido ya que, como sucede en España, la legislación estadounidense prohíbe los obsequios gratuitos de tabaco. La oferta tendrá un periodo de aceptación, tras el cual la labor regresará a su precio habitual. Posteriormente, se impulsarán blogs para que los aficionados puedan intercambiar experiencias.

«La primera experiencia fue Sutliff Premium Crumble Kake English #1. A todo el mundo no le gustan los tabacos ingleses, pero fue solicitado por un veinte por ciento de los socios», explica Dikins. A partir de este lanzamiento, el número de miembros creció de manera sustancial.

Pero también el club organiza actividades en vivo, fuera del mundo virtual. El pasado año abrió su fábrica de Richmond a los pipa fumadores, en un evento que se repetirá el próximo cinco de octubre. Y con un programa más que interesante: «Volveremos a abrir la fábrica para que se pueda ver todo el proceso de fabricación, desde el inicio al final. Nos hemos asociado con el club local de pipas, la Sociedad de Fumadores de Pipa de Richmond (CORPS, por sus siglas en inglés) para su feria anual de pipas. Los fabricantes estarán disponibles para vender sus productos, se llevarán a cabo seminarios de labores con dos de los mezcladores más respetados de la industria, Per Georg Jensen, maestro mezclado de Mac Baren y Russ Oullette de PipesandCigars.com, (la normativa europea impide acceder a ella desde servidores en el viejo continente) ya que comparten su sabiduría y conocimiento de todo lo relacionado con el tabaco. También habrá entretenimiento en vivo y camiones de comida (food trucks)», concluye Anne Dikins.

Sutliff es la tabaquera estadounidense más antigua, con actividad desde 1849, cuando fue fundada por H. W. Sutliff. En sus primeros años era un comercio de venta de cigarros y labores de pipa y, rápidamente, evolucionó y comenzó a elaborar sus propios tabacos. La empresa fue creciendo, adaptándose a los cambios de los consumidores e integrándose en grupos multinacionales, formando parte de Altadis. En 2013, Mac Baren adquiría el Sutliff a Altadis USA. De esta manera, la empresa danesa reforzaba su presencia en el mercado estadounidense, además de acceder a una cartera con cerca de quinientas labores diferentes.

2 comentarios sobre “Historia de un éxito: el Club Virtual de Sutliff

Agrega el tuyo

  1. Esa iniciativa de Sutliff del Club Virtual de Fumadores de Pipa ha sido una idea verdaderamente brillante; un golpe maestro que coloca a esta casa en una muy buena posición entre los pipa fumadores de todo el mundo.

    Ofrece la posibilidad de adquirir, probar y comparar estas labores que de otra forma pasarían desapercibidas ante los ojos desinteresados. Yo soy uno de ellos. He probado la Crumble Kake English #1 y me encantó (considerando que la había visto mil veces y no le había llamado la atención).

    El punto aquí es que Sutliff ha despertado el interés de muchos pipa fumadores al rededor del mundo que esperan con ansias la próxima labor que ofrecerá el club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑