La pipa no se libra de la crisis logística

Es un comentario que cada vez escuchamos con más frecuencia entre los pipa fumadores amigos. Incluso es una experiencia que algunos viven. Acuden a su estanco de referencia y muchas labores no aparecen. Hay rotura de stock en diferentes marcas de Scandinavian Tobacco Group y también dificultades para localizar otras labores que, hasta hace unos meses se adquirían en España sin problema. ¿Qué está pasando?

La respuesta es tan sencilla como compleja: el mercado del tabaco, y el del tabaco de pipa, no se libra de la crisis logística que se vive a escala mundial. Todo el mundo confía en que haya una solución, pero, al tiempo, todos saben que no será sencilla.

El problema empezó a gestarse en 2020, con los primeros cierres de ciudades en China por la crisis de coronavirus. Los bloqueos afectaron a la economía de la primera fábrica del mundo y, a partir de ahí, las cosas comenzaron a ir renqueando. La paralización de la actividad tuvo un efecto similar al de dejar una parte del cuerpo sin sangre. No es sencillo recuperar la actividad.

Después de ese año aciago, todo parecía que iba a recuperarse. Sin embargo no ha sido así. En 2021, China ha tenido que volver a recuperar los cierres parciales. Así, por ejemplo, el puerto de Yantian, en Shenzen, uno de los principales puntos de exportación de China, ha tenido cierres parciales desde el pasado mayo y que las revistas especializadas en logística aseguran que fueron más graves que el cierre temporal del Canal de Suez. A eso se unen otros problemas como la escasez de microchips que paraliza fábricas en diferentes sectores en un mundo donde la tecnología es fundamental para producir. No podemos olvidar la crisis de las materias primas para terminar de dibujar una pesadilla perfecta para los mercados.

Las consecuencias son tan graves como podemos imaginar: retrasos en los transportes, mercancía sin salir en los puertos, alza en los costes… Todo eso terminar repercutiendo en la cadena de producción con el agravante de que, en ocasiones, los fabricantes no pueden saber por donde les llegará la bofetada: pueden tener demoras en los envases, no llega el tabaco, no salen los pedidos…

Todo esto en vísperas de meses de actividad comercial tan intensa como son noviembre y diciembre, al menos en esta parte del mundo. Así las cosas, nadie se atreve a poner una fecha sobre el momento en que concluirá este caos. Tan sólo aseguran que hay dificultades y que van a durar.

2 comentarios sobre “La pipa no se libra de la crisis logística

Agrega el tuyo

  1. Ahora más que núnca, la bodega de algunos toma un especial relieve. De algo nos tenía que valer esa compulsión por tener tantos tabacos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: