2020: el año en que resistimos

Ya hemos despedido 2020 y, con las primeras fumadas de 2021, corresponde hacer un balance de un ejercicio que fue tan intenso como apasionante, tan inesperado como retador. Y sí, como todos sabemos y hemos sufrido, 2020, el año del coronavirus, del sars cov 2, la covid y los confinamientos ha marcado un antes y un después en el planeta y también ha afectado al universo pipero.

La epidemia provocó la anulación de la mayor parte de los eventos piperos del año. Pipafumadores de México Unidos fueron de los afortunados y lograron celebrar el 1 de febrero el I Encuentro Iberoamericano de Pipafumadores. Un éxito, en buena media gracias al empeño personal de Antonio Fink. En esos momentos, las noticias de una epidemia en China eran confusas. Hasta que el coronavirus mostró su cruda realidad y comenzó una catarata de cancelaciones.

En España no se celebró ninguna fumada. En el balance de 2019 no había reseñado la renovación de las directivas del Barcelona Pipa Club y el Albacete Pipa Club con Josep Panes y Paco Reguero, respectivamente, al frente. La evolución de la epidemia motivó que los clubes se reuniesen en la medida de las posibilidades al tiempo que la enfermedad servía de excusa para nuevas restricciones al consumo en España, como las limitaciones a fumar en las terrazas.

También había noticias curiosas. Una empresa participada por British Tobacco investigaba las posibilidades de la nicotina para frenar el contagio de Sars-cov2 dentro del cuerpo. Y un par de estudios epidemiológicos en Francia detectaron como entre determinadas comunidades de fumadores (en la cárcel y personas sin hogar) el número de contagios era menor que en otros grupos, lo que abría nuevas vías para investigar.

Las suspensiones y retrasos hasta este año fue la tónica general en el calendario pipero. El Chicago Pipa Show, el Campeonato de Europa de Estambul, el Festival del Reino Unido, el capítulo 146 de la Cofradía de Maestros Piperos de Saint-Claude, el campeonato de España, Intertabac… La Fiesta de la Pipa de Cagli se celebró en un formato reducido y la epidemia también limitó la celebración de las bodas de oro del London Pipa Club y el Comité Internacional de Pipa Clubes.

Pero, frente a tanta desolación, la respuesta vino con las nuevas tecnologías. A través de diferentes plataformas virtuales, se celebraron encuentros nacionales e internacionales como los auspiciados por el Azteca Pipa Club o Pipa Fumadores de Méxicos Unidos. Estos dos colectivos mexicanos han estado muy activos a lo largo del año para afianzar la comunidad iberoamericana con frutos como la revista Buenos Humos. Poco a poco, comienzan a surgir nuevas publicaciones que enriquecen nuestro mundillo. Y, para cerrar esta capítulo, no podemos olvidarnos de la solidaridad pipera en estos momentos difíciles y ante otros accidentes, como el sufrido por Orton Pipes, después de que un incendio destruyese su taller.

El universo mediático pipero contó con nuevos proyectos de Fabián Cuesta, el principal youtuber hispano, que este año pasado lanzó su podcast y un blog para facilitar nuevos canales de comunicación. En España, Maxi Rica, alias Red Piper, lanzó un canal de youtube que va dando sus pasos y desapareció Pipa Young en la que fue una de las polémicas del año para la comunidad pipera.

Enero comenzaba con mal pie ya que el día nueve, conocíamos la muerte de Jordi Pipa, muy querido y dinamizador del mundillo pipero. El día 29, el fallecimiento de John Harden, conocido como Matches 860 por su canal de youtuber, golpeaba al universo anglosajón y, ese mes también perdíamos a un pipafumador ilustre como Armando Uribe. Febrero concedía un descanso pero en marzo volvíamos a llorar por la muerte de Carmelo Sánchez, vicepresidente del Pipa Club Zaragoza. Nuestro país también lamentaba en septiembre la pérdida de Josep Baulenas Casacuberta, parte de la historia de la pipa en nuestro país y padre de otro artesano querido como Segismund Baulenas. Ese mes también conocíamos la muerte del holandés Hans Sonderman, una referencia en su país y que, en 2014, se había proclamado campeón del Mundo. La última pipa rota de la que tenemos constancia es el fallecimiento, en noviembre, del artesano ruso Sergey Cherepanov.

La fabricación de pipas no presentó grandes novedades más allá de las diferentes series limitadas y ediciones especiales del año. Peterson anunció la modificación de su técnica de arenado en un avance técnico en un sector donde el margen para nuevos desarrollos es muy limitado.

El mercado español

Hasta el mes que viene no tendremos los datos definitivos del mercado español pero la cosa no tiene muy buena pinta. En nuestro país, la epidemia, el cierre de la hostelería y las restricciones al consumo han provocado una caída de las ventas cuyas consecuencias están por ver en su plenitud. Con todo, se produjeron buenas noticas como la llegada de Chacom con cuatro variedades. Su importador, Premium Brands, gestiona nuevas labores. También Superestanco amplió el catálogo de McConnel. La crisis modificó las condiciones de venta de los fabricantes a los labores, complicando las rotaciones. Además, algunas casas como Gawith Hoggart tuvieron problemas con su distribuidor en España, además de carencias en el envasado, lo que ha complicado su presencia en el mercado. A finales de diciembre conocíamos otra noticia positiva, como la ampliación de las instalaciones de La Casa del Tabaco.

A lo largo del pasado año, modificaron su precio 86 labores. La variación media se encontró en 0,21 céntimos.

Vamos a cerrar hablando de esta casa, de PIPAS Y TABACO. La novedad más importante fue la incorporación de colaboradores. Carlos Turriartes, Wendell Rodríguez, Maxi Rica, Tomeu y Saúl Burley se unieron a Víctor Marqués para enriquecer este espacio. Entre todos se alcanzaron las 184 entradas y se logró que se visitasen 37.513 páginas.

La mayor parte de nuestros lectores llegan de España, seguidos de México, Estados Unidos y Argentina. Pero en la estadística aparecen lugares como Ciudad del Vaticano, Pakistán, Finlandia o Bangladesh.

Pipas y tabaco
Pipas y tabaco, blog

El Club Virtual Pyt organizó su primera cata virtual, con Peretti, dando cuenta de las experiencias en el foro. También se hizo una entrevista colectiva al maestro mezclador de Mac Baren, Per Georg Jesen. El canal de Telegram ya alcanza los 64 participantes. Como tantos otros, durante el confinamiento se organizaron encuentros virtuales y quedó en el aire la posibilidad de volver a vernos por la pantalla. Y no puedo olvidar la I Batalla Virtual de Labores, que terminó con la victoria My Mixture 965.

Y, aunque esto no es todo lo que sucedió en 2020, es una buena parte de lo que se vivió y, sobre todo, uno recuerda.

Feliz 2021 y sigan cuidándose.

15 comentarios sobre “2020: el año en que resistimos

Agrega el tuyo

  1. ¡Excelente recuento!

    Un honor y enorme placer poder colaborar en este proyecto, ahora con un poco más de tiempo retomaré algunos artículos que tengo pendientes.

    Solo tengo una pequeña queja respecto a mi apellido jajaja, es Turrubiartes y no Turroartes.

    Me da una enorme alegría ver que este espacio crece cada día más y que cada fichaje es realmente enriquecedor para este espacio el cual es visto (al menos desde mi país) como un sitio serio y con gran aporte a la comunidad.

    1. Mil perdones, don Carlos. Ahora mismo lo corrijo.
      Gracias por tus artículos y no te agobies. Lo importante es disfrutar del momento.

  2. Gracias Fernando por esta síntesis de un año que nos está enseñando con mucho dolor. Esta síntesis en letra nos puede servir a ver las pequeñas cosas lindas del año 20 de este segundo milenio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: