El esnobismo del fumador

Hace un par de semanas en una video fumada (como ya es costumbre en esta “nueva realidad”) salió entre la plática el tema de aquellos momentos en los que, tarde o temprano, todo pipa fumador comienza a ponerle más atención a la marca de la pipa que está usando en su fumada y al prestigio de la casa que comercializa el tabaco que se está fumando que a la fumada en sí; lo cual, si bien no es para nada malo, algunas veces raya en el esnobismo, llegando a ser un tema fundamental en cada conversación y muchas veces incluso el único.

gentleman-monkey-chimp-smoking-suit-1360677567r.gif - Images from Threads -  SurfTalk

¿En qué momento olvidamos disfrutar de una buena charla variada?

¿En qué momento permitimos que el “status” se haga parte de la fumada y de la comunidad?

En los años que llevo fumando en pipa, la gran mayoría han sido como fumador solitario y hace algunos años comencé a fumar en grupo. En esta etapa de convivir con grupos he vivido ese momento en que para el alter ego es más importante lucir una buena pipa de marca reconocida fumando un tabaco “muy exclusivo” por ser antiguo o de una producción limitada, que, en verdad, disfrutar de una fumada con un momento que puede quedar grabado en mi memoria. Cuando los nombres de las marcas se dejan de lado y se centra la atención en la compañía, el momento, el intercambio de conocimiento, las anécdotas y la buena convivencia es cuando más se disfruta la fumada. En mi caso las pipas que guardo con más cariño y los tabacos que más he disfrutado no han sido precisamente los mejores. Recuerdo muchas anécdotas buenas y malas en las que siempre hubo presente una pipa y un tabaco que me acompañaron en mis sentimientos, emociones, amores, desamores, ánimos, desánimos, enojos, alegrías y tristezas.

Con el tiempo, es natural que uno busque una mejor calidad en los productos que consume y que exija cada vez más calidad por el precio que paga por dicho producto. Si la calidad no es la deseada basta con dejar de comprar ese producto para mandar un mensaje al productor y que este mejore la calidad o bien la falta de ventas le lleve a cerrar el negocio. Esto no supone para nada un mal hábito o mala intención por parte de quien lleva a cabo esta práctica no obstante. Lo que sí está mal es señalar a quien posee un producto que no tiene la calidad que nosotros buscamos y le señalemos que aquello que él consume no es de buena calidad y tampoco es lo que la comunidad considera adecuado o bueno. A fin de cuentas cada quien fuma lo que quiere y lo que está dentro de sus posibilidades no sólo económicas sino de disponibilidad.

Tristemente me pongo a hacer memoria y recuerdo algunas ocasiones en las que un pipa fumador se acerca o publica en un algún grupo con el fin compartir una fumada, sus experiencias, sus vivencias, su afición en este mundo de la pipa y lo primero que recibe es un comentario no muy agradable sobre la pipa o tabaco que fuma. Más allá de la calidad de la pipa o el tabaco que alguien porte, deberíamos tomar en cuenta el esfuerzo que esa persona ha hecho por tener esa pipa y ese tabaco así como el valor que ha tenido para acercarse a un grupo o publicar en él.

No debemos olvidar que todos fuimos novatos fumando en una pipa de no muy buena calidad con un tabaco que en la mayoría de las veces tampoco fue de muy buena calidad. En algún momento, todos nos acercamos a algún pipa fumador más experimentado que a su vez, también tuvo una época de novato y pasó por lo mismo que nosotros pasamos en esa misma etapa. La humildad es un valor que en mi opinión debería ser uno de los estandartes del pipa fumador y el respeto debería ser su bastión. Estos valores son lo que más ayudan a que el pipa fumador sienta afinidad hacia un grupo y, en definitiva, toparse en cada reunión con estos valores, lo harán sentirse hermanado con la comunidad.

Esto no sólo pasa con las pipas y el tabaco para pipa; también sucede con los puros donde el tema es su origen, si es cubano, dominicano, hondureño, mexicano, nicaragüense; o bien, si es de una marca reconocida o de una producción local. Y el tema se extiende a humidores, cortadores y toda la gama de parafernalia que se utiliza en el puro.

A ti cofrade que lees este artículo, ¿Consideras que la marca de la pipa y el tabaco a fumar son más importantes que la fumada en sí?

¡Buenos humos y felices tragos!

10 comentarios sobre “El esnobismo del fumador

Agrega el tuyo

  1. Buen artículo. Efectivamente creo que en ocasiones caemos en cierto esnobismo, tal vez en cierta pretenciosidad. No es menos cierto, por otra parte, que entre muchos de los pipafumadores actuales hay un gran componente de coleccionismo, de ahí que se hable de pipas caras, raras o tabacos limitados. Con todo ello, la exclusividad de pipas y tabaco no deberían de pasar de un comentario curioso y algunos parabienes de los compañeros, el corazón de todo, el único objetivo de todo es disfrutar de una tranquila fumada.

    Esto lo escribo fumando Autumn Evening en una pipa Szabó barata y está siendo muy muy agradable, quizá otro considera que debería fumar Penzace en una Dunhill, que eso es mejor, bueno, puede ser pero ¿yo lo disfrutaría más? no se sabe.

  2. Creo que este tema es extensible a casi todos los campos en la vida. Nos educan para ser competitivos, lo vemos en los deportes, en el trabajo, en el cine, etc. Todo se cataloga y se valora en función de una escala. Y la pipa pues más de lo mismo. No conozco actividad en la que no nos midamos, o al menos no me viene a la cabeza . Luego cada uno en su mundo interior hace lo que puede para disfrutar , pero una vez que sociabilizas… A todos nos sale el campeón que llevamos dentro

    1. Amén!!!!
      Todo dicho.

      Bien es cierto que un buen brezo añejo y bien trabajado por el artesano y una buena alquimia de tabaco cuidadosamente mezclada por el maestro, por lógica aplastante, dará mejor fumada que una pipa de peral con tabaco regulero-malo (borkum).

      Y tengo pipas de peral que fuman de envidia…

      Ahora bien, cuando tengo tiempo de disfrutar de la fumada, la marca de la pipa es prescindible, que no es así con el tabaco, el cual tiene que ser decente.

      Buenos humos.

  3. Felicidades por el artículo.
    No considero para nada que sea más importante la marca de la pipa y el tabaco que la fumada, yo he podido acceder a pipas de varias marcas buenas y caras y tabaco de muy buena calidad, sin embargo casi siempre disfruto más con una pipa de maíz y un burley cualquiera que esté medio decente.
    Será que vengo de la clase obrera y me conformo con poco.

  4. Justamente vengo en una etapa en que trato de ser mas exigente con la calidad. Como todo en la vida a veces las marcas son somo eso… Pero hay veces que una marca es tal por ser de mejor calidad.. No la empiezo a comprar por snobismo, sino, porque noto un mejor producto. Buenos humos desde Uruguay

  5. Has sido muy valiente al sacar este tema. Al final, es una cuestión de actitud personal, más que de marcas. Las marcas de prestigio aportan una calidad, o una garantía de calidad que, de suyo, no tiene es algo negativo.

  6. Como ya se ha dicho, es un tema exportable a muchas otras cosas de nuestro día a día: el coche que conducimos, el vino que bebemos, las zapatillas que llevamos puestas…

    Un veterano fumador de pipa me decía hace años que con 12 pipas se tienen suficientes para fumar si se van rotando. A partir de ese número, o se es coleccionista o se es “acumulador”. Por tanto, decía ese fumador, hay que tener las mejores pipas que uno pueda permitirse.

    Yo, sin quererlo, he ido en ese sentido. Tenía pipas que no fumada o que me forzaba a fumar, y las vendí. Con los años me he convertido en coleccionista, con unos ciertos criterios que voy puliendo, y no tengo ninguna pipa que no me apasione (sí, apasione es la palabra). Incluyo aquí una Clipper que me costó 12,50€ nueva y que llevo siempre en la mochila cuando salgo a dar caminatas largas. Otras muchas están sin fumar, piezas únicas de vitrina, pero tampoco me sabe mal viendo en las que fumo…

    La clave de todo es el respeto. Yo no me meteré con nadie por fumar lo que fume. Lo único que hay que recomendar es que se pruebe lo que se pueda. Si alguien me dice “fumo Borkum porque me gusta, y no necesito probar nada más” creo que se equivoca. Si uno ha probado una carta amplia de tabacos y decide quedarse con el Borkum, adelante. Yo he probado aromáticos de estilo danés en mis inicios, y no tengo necesidad de volver a ellos. Igual que respetaré a quien fume Borkum, espero que se me respete a mi. Y como empezaba diciendo: es un tema exportable a muchas otras cosas de nuestro día a día.

    1. Púes como buen snob quería sentar cátedra, con una exposición de argumentos de la hostia, que nadie pudiese rebatir, ni negar de mí superioridad retórica. Pero mejor me callo, y me sumo a casi todo lo dicho, y de forma muy concreta por Tomeu. O Peke, o Saül… Pero siempre teniendo presente que no añado nada por humildad… Y por no humillar a los presentes. Jejejeje

  7. Yo pienso que todos los fumadores de pipa en algún momento sacamos nuestro Álter ego demostrativo a relucir; no lo llamaría esnob porque el snob trata mal al resto tildandolos de inferiores; ese Alter ego es parte de nosotros ya que es parte del fumar en pipa tabaco. Personalmente nunca presumo de mis pipas ni de los tabacos que fumo pero me gusta mostrarlas y decir que fumo que nones lo mismo… Es como cuando uno tiene hijas bonitas y siempre le gusta que el resto de las personas las vean😁😁😁. Eso no tiene nada de malo creo, siempre y cuando no se humille o se trate mal a otro cofrade peor aún fumador novel ya que desde ahi se está formando una mala percepción de lo que debería ser un pipafumador. Nuestra tarea es guiar a los nuevos y a través de nuestra experiencia llevarlos por los mejores caminos de humos y pipas pero sin desmerecer a nadie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: