«Nunca imaginé donde llegaría El rincón de la pipa»

Su nombre siempre se escribirá en este blog con respeto. Y es que para muchos piperos, Aleix Gainza es sinónimo de El rincón de la pipa, el foro pipero más importante de España y una referencia para los pipafumadores patrios y uno de los más importantes de habla hispano. Apartado de la administración del foro, accede a una conversación sobre estos años. Lo hacemos con un intercambio de correos electrónicos que termina en esta publicación.

¿Cómo es Aleix Gainza como pipafumador: cuando empezaste, qué labores prefieres?

Pues la verdad es que, actualmente, soy un pipafumador muy esporádico. Empecé sobre los 22 años, estando embarcado como marinero, en cierta manera el ambiente acompañaba. En los últimos años, sin embargo se ha convertido en algo para ocasiones de especial tranquilidad. Mi labor preferida es el Black Virginia, de Peretti. Me lo dejó probar mi amigo Paco Duque hace ya muchos años y hasta la fecha no he encontrado uno mejor, a mi gusto. De todas formas también me gustan labores comerciales como el Original Choice de McBaren, el Virginia Flake, supongo que la lista es bastante larga; va por épocas.

¿Cómo surge El Rincón de la pipa? ¿Tenía algún plan sobre a donde podía llegar?

La idea del Rincón surgió durante la época dorada de mi actividad en foros, en general. Era muy asiduo en el Pipaforo y también en el foro del Formosa Pipa Club (Argentina). En el Pipaforo había problemas entre los usuarios y el equipo de administración/moderación, muchas normas y muchas restricciones para el gusto de algunos. Yo, la verdad, nunca tuve ningún problema con nadie, pero estaba claro que muchos usuarios del foro pedían otra opción. Otro foro de habla hispana donde no hubiera esas normas y donde la moderación no supusiera una censura. No fue muy meditado, recuerdo que era Nochevieja cuando me puse a trabajar en el nuevo foro, pensar el nombre, primeros esbozos, etc. Pocos días después ya estaba en funcionamiento. La verdad es que nunca imaginé donde llegaría, ni tampoco me preocupaba el futuro que pudiese tener. Simplemente fue una idea que se llevó a cabo, sin más. Contacté con usuarios que se habían ido del Pipaforo, con los que tenía más relación; a las pocas horas ya teníamos varias decenas de usuarios, corrió la voz y en poco tiempo ya éramos unos cientos. Me di cuenta de que estaba creciendo más de lo que pensaba cuando empecé a recibir correos electrónicos de varias marcas proponiendo fijar cartelas de publicidad en el foro a cambio de una remuneración, a lo que siempre me negué por la esencia del foro. Como El Rincón reside en un servidor gratuito de Foro activo, ya había suficiente con la publicidad que esto exige.

Con el tiempo que ha transcurrido, ¿se atreve a fijar etapas, hubo algún momento de esplendor?

Bueno, seguro que ha habido muchas etapas que me he perdido, en un momento dado me desconecté casi por completo del mundo de los foros, inclusive del Rincón por motivos personales. Si tuviera que fijar un momento de esplendor supongo que sería cuando entró Paco Duque como moderador (la primera vez) había tanta afluencia de posts al día que era muy difícil seguir el hilo y poder llevar un control. Esto, y la aparición de la primera Pipa del Rincón.

¿Cómo surge la idea de la Poy? ¿Se implicó desde el principio?

Bueno, no me impliqué aunque me hizo mucha ilusión la propuesta. De hecho conservo esa pipa sin estrenar aún a día de hoy. Me encanta y le tengo mucho cariño. Es la única pipa que conservo sin estrenar. No recuerdo exactamente de quien fue la idea, en realidad yo no participé en absoluto en la fabulación de esa idea, simplemente expresé mi contento con ello y compré una.

En un momento, da un paso atrás y cesa en sus funciones. ¿Cansado de la exigencia de la red?

Sin duda, la red es exigente, y un foro que en aquel entonces se decía que era el foro de pipas de habla hispana más concurrido del planeta requiere mucha atención. Sin embargo, llega un momento en mi vida en que conozco a mi mujer, me caso y emprendemos juntos un maravilloso proyecto de dar la vuelta al mundo a vela. Así que, de allí a la compra de un velero, su ardua preparación… La implicación que todo eso requería era absoluta, así que me aparté de las redes. Fue un giro a mi vida en muchos sentidos. Poco después nos instalamos a bordo, donde el internet y el trabajo tampoco me daban muchas opciones de dedicar a los foros (ya que soy fundador también de otro foro sobre construcción amateur de embarcaciones llamado A la Mar Madera). Después de este giro y de todo el trabajo llegó la partida, el viaje. Y allí llegó mi desconexión absoluta por razones obvias. Di explicaciones en el foro cuando pude explicando todo lo relacionado con el viaje, etc. Pero por aquel entonces ya se especulaba que yo no existía en realidad… jajaja. En el foro siempre se han creado muchas leyendas alrededor de muchos temas y he leído algunas que apuntan en esa dirección.

Autorretrato de Aleix Gainza© , disfrutado de Scotish Mixture de Davidoff en una Felix +O.
  • Hubo un grupo de foreros muy activos, algunos identificables y otros con pseudónimo. ¿Se llegaron  a establecer lazos de amistad fuera de la red?

Sí, ha habido (y hay) algunos usuarios fundadores, los que estuvieron desde el minuto cero con los que nos conocemos desde hace ya muchos años. Con varios de ellos he mantenido relación fuera del foro. Con algunos he compartido varias comidas, tardes de cafés y pipas, charlas… A otros no los he conocido en persona pero sí que he tenido el gusto de charlar con ellos telefónicamente, más allá del foro. En una ocasión, hará cosa de dos años, estábamos fondeados, junto a otros veleros, en una pequeñísima isla desierta en las costas de Panamá. En ese momento me encontraba a bordo del velero de unos amigos cuando les sonó el teléfono. Tras pocos minutos de charla me dicen: -¡Quieren hablar contigo!- Al otro lado del teléfono había un usuario muy asiduo del Rincón con el que resultó que compartíamos amistades. Da igual lo lejos que vayas y lo perdido que estés, siempre puedes encontrar a alguien del Rincón.

¿Le quedó alguna pendiente en el foro, algo por hacer?

Sí, quedaron muchas cosas por hacer y quedan aún. Mientras un foro sigue vivo hay trabajo por hacer, cambios, ideas nuevas, eliminar ideas viejas; la lista es larga.

Varios hilos son una auténtica enciclopedia pipera, ¿se deberían editar?

La edición de todo eso sería una auténtica locura de trabajo para quien se atreviera a hacerlo. En mi opinión quizá perdería la esencia de lo que es, o de lo que fue, cuando se publicó. Sería estupendo que los autores de todos esos valiosísimos posts se pusieran de acuerdo para que todo eso fuese editado, pero eso supongo que tampoco sería tarea fácil.

Hasta la llegada de José Antonio, Maxi Rica estuvo de administrador. ¿Tan arduo resulta mantenerse?

En realidad, me llegó la voz de que había ciertos problemas en el foro. Siempre los hay, en todo momento, pero con el tiempo se acumularon. Hubo cambios en foro activo de los que no me di cuenta, cambios en cuanto a la configuración y ciertos ajustes que se establecieron por defecto, etc. El foro necesitaba horas de trabajo que yo no le puedo dedicar. A raíz de esto hablé con Maxi y se ofreció de buen gusto a hacer todo ese trabajo, por lo que le estoy enormemente agradecido. Así que le asigné los permisos de administrador. Yo los sigo conservando pero quien se encargaba de la moderación y la parte técnica es Maxi. No le di muchos consejos, la verdad. Le diría que dejase que el foro fluya por su cuenta.

Sin embargo, no fluyó. ¿Qué pasa con el foro?

Hace unos meses, Maxi me comentó que quería dejar la administración porque consume muchas horas y tenía otros proyectos. Sé que, recientemente, hubo problemas; pero tampoco estoy al tanto de los detalles. Esto es una afición y se trata de pasarlo bien. Me comentó que iba a dejarlo. Sólo puedo respetarlo y que siga disfrutando de la pipa.

Y al nuevo administrador, ¿qué le diría?

El foro es como un organismo vivo, si lo mantiene ordenado y aseado serán sus propios usuarios los que le den forma. No hay que pretender en él que no haya disputas, eso es imposible. A veces vuelan sillas y mesas, se rompen botellas, se tira a gente por el balcón… Como en una vieja taberna de marineros de las películas. No debería pretender ser el guardia que pone orden, sino el pianista que toca la música de fondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: