Las nuevas labores se enfrentan al mercado

Este año, los pipa fumadores españoles han contado con un importante incremento en las labores que pueden encontrar en su estanco de referencia.

Las cifras del primer trimestre evidencian que van contando con sus seguidores, aunque dependerá del cierre del ejercicio saber si las cuentas salen a las distribuidoras. Peterson lideró el desembarco con la recuperación de labores de Dunhill y en los tres primeros meses facturó 50.975 euros y 284 kilos frente a los 211 y 35.044 euros del primer trimestre de 2019. Habida cuenta que ya contaba con catálogo en España y una red comercial, la única explicación se debe al tirón de sus nuevos lanzamientos.

En las marcas que regresan al mercado, las cifras nos dicen que McConnell vendió 12.544 euros en el trimestre, Dan Tobacco 11.573 euros, Rattray’s 6.480 euros y Solani 3.562 euros. Después de abrir el mercado en enero, las rotaciones han ido bajando, aunque no sé si entra en las previsiones o no de los distribuidores. Así, McConnell vendió en febrero 2.800 euros y una cifra similar Dan Tobacco (2.812 euros), Rattray’s estuvo en 2.399 euros, con el mayor porcentaje de renovación, y Solani se queda en 881 euros. En marzo, las cifras cayeron mucho más, probablemente por los efectos del confinamiento…

Sin duda, el mercado se presenta complejo para los distribuidores.

6 comentarios sobre “Las nuevas labores se enfrentan al mercado

Agrega el tuyo

    1. Gracias por participar. Sí, aunque una misma distribuidora gestiona varias de esas labores, si descuentas impuestos, parte del estanco, de la logística el margen que llega al importador es mínimo.

    1. Pues sí. La situación es complicada. No sé hasta que punto la evolución de marzo está marcada por el confinamiento. Aunque los estancos abrieron durante quince días el margen de desplazamientos fue menor. Habrá que esperar a tener los datos de abril.
      Gracias por participar.

  1. Si no me equivoco, hay estudios que muestran que cuando en algunos productos la carga impositiva es demasiado elevada, empieza a no ser rentable y se buscan otros canales para conseguirlo. Aquí, aparte de esto se junta el alto precio en sí al que nos venden el producto. Cualquiera que conozca un poco el panorama de las plantaciones de tabaco conocerá el altísimo beneficio de las tabaqueras y lo lucrativo que es para el Estado.
    Como resultado tenemos Don Simón a precio de Vega Sicilia. Normal que se venda poco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: