2021: la tardía recuperación

Con los primeros días de 2022, corresponde hacer un balance de todo lo que fue 2021, un año marcado por la esperanza de superar una epidemia que nos sigue condicionando la vida y amargando al personal más de lo que necesitamos. Pero vamos a lo que nos dio 2021.

Enero comenzaba con buenas noticias en España. Fausto Pipe iniciaba la renovación de su web, un proceso completado recientemente, e iniciaba la distribución de las pipas Bentley en nuestros país. La POY del cuarto aniversario de Cartago Pipes era una oportunidad de acceder al talento del artesano cubano Rafael Arzuaga, con unos trabajos realmente interesantes. Cartago Pipes abría un canal en whatsapp como vía para mejorar la comunicación con sus clientes.

Los grandes fabricantes seguían con su tendencia habitual de series limitadas y con fechas concretas, como puede ser San Patricio, en el caso de Peterson, que presentaba nuevas líneas de producción como Ragaire o Barley Spigot. El ritmo es prácticamente imposible de seguir y, por ejemplo, Savinelli lanzó el año pasado un mínimo de once modelos nuevos. Y podemos añadir más actividad, como en el caso de Vauen o Saint-Claude, que sigue produciendo a pesar de los cierres.

El artesano italiano Angelo del Prete, también conocido por su marca comercial Il Cerchio, reformaba el taller de su tabaquería Lento Fumo en pleno proceso de creación.

La demanda del mercado asiático, especialmente, China, se encuentra detrás de esta oleada. Resulta sorprendente, más aún cuando en Europa, la edad de los pipafumadores cada vez es mayor. Por fortuna para España, la demanda también llega nuestros fabricantes. Bruken está que no para y el pasado año aumentaron la plantilla para atender las peticiones del mercado chino.

Los pipa clubes siguieron sufriendo en carne propia las restricciones para frenar la epidemia. Sin embargo, la actividad siguió. El Cachimbo Club de Portugal lanzó el pasado año un atacador conmemorativo y el Barcelona Pipa Club renovó su web, además de recuperar las actividades presenciales en abril. En otras partes no fue posible por la prohibición de fumar en terrazas y que mantiene al Asturias Pipa Club sin poder congregarse.

Las diferentes olas provocaron, por segunda vez, la suspensión del Campeonato del Mundo de Estambul, con la intención de celebrarse este año. El Pipa Club Nitra, en Eslovaquia presentó un evaluador para competiciones virtuales. En abril organizaron una fumada con 63 fumadores de diez países. El Pipa Club de México organizaba encuentros virtuales abiertos a piperos de todo el mundo, además de una fumada virtual. En el sexto conteniente, Maxi Rica asumía los papeles de administrador de El Rincón de la Pipa y relanzaba el veterano foro. Este año, su POY llevaba la firma de Posella, todo un lujo.

Madrid acogió su fumada

Según avanzó el año, fueron regresando las fumadas presenciales. En agosto, Jorge Antonio Soler ganaba la fumada del festival del Reino Unido con el tiempo de una hora y 23 minutos.

Regresando a España, el 4 de septiembre, el Girona Pipa Club organizaba la primera fumada presencial en nuestro país después de la epidemia. Ganaba Florentín Rubio con 57 minutos y 40 segundos con una pipa muy especial. Partía de piezas de brezo trabajadas por el maestro Soler que el gran Baulenas remataba.

Club Amigos de la Pipa de Madrid (CAP) organizó su fumada el 20 de noviembre, fue toda una fiesta. Se impusó Francisco Bernand Ripoll con un tiempo de una hora, dieciséis minutos, 41 segundos, del Club Arturo del Pozo, que también gana por equipos.

Nueva referencia a la maldita epidemia, que, a lo largo del año, se iba cargando diferentes celebraciones como el Festival de la Pipa de Chicaco o Intertabac. La cita europea intentó organizar una edición virtual pero no se concretó. Cagli celebró su festival, pero en un formato más reducido.


La producción de labores se vio afectada por la crisis de suministros y logística que afectó a la economía mundial, con momentos puntuales de corte en la cadena de suministros. Para alimentar el círculo vicioso, las grandes empresas no ejercieron ninguna transparencia informativa, alimentando los rumores y todo tipo de teorías.

Al margen de ella Cornell & Diehl mantuvo su política de lanzamientos puntuales, a la que cada vez se apuntan más empresas como el caso de Mac Baren.

Gawith HoggartSamuel Gawith sufrió, además, las consecuencias del brexit y las dificultades para exportar a la Unión Europea que obligó a un importante esfuerzo en la gestión. La situación se agravó en el mercado español, donde los problemas con el importador local dejaron a sus fieles seguidores desatendidos. Finalmente, en noviembre se alcanzó un acuerdo con Premium Brands para regresar al mercado. El regreso se encuentra pendiente de superar trámites administrativos y lograr la autorización para los nuevos precios.

Premium Brands fue el importador que más alegrías dio a los fumadores españoles. Este año lanzó al mercado doméstico Chacom 5 y 6; tres labores de Nording, Comoys, Fribourg & Treyer y Wessex. La mayor parte de las veinticuatro novedades del año pasado llegaron a los estancos gracias a ellos. También llegaron las ediciones especiales de W.Ø. Larsen y Davidoff, algo que siempre es de agradecer.

Barsdorf Bester se relanza en España en el segmento de los tabacos más económicos, casi en el terreno del tabaco para liar.

A esta fecha, aún no tenemos los datos del Comisionado del Mercado de Tabaco sobre el comportamiento del mercado en 2021. Las grandes cifras apuntan a una ligera recuperación después de un dramático 2020, pero no hay que hacerse muchas alegrías, sobre todo porque los datos del tabaco de pipa no diferencian entre la sisha, que vende todo lo que quiere y más, y el tabaco de pipa. Con los datos que voy recopilando,en España se comercializan 208 labores diferentes, con un precio medio de 9,54 euros. El año pasado 65 de ellas subieron de precio, con un aumento medio de 0,27 céntimos de euro, y sólo cinco redujeron su precio.

En el campo legislativo, las cosas pintan mal. Desde Estados Unidos se apuntan a nuevas restricciones y, en España, medidas puntuales, como la prohibición de fumar en terrazas, pueden eternizarse para nuestra tristeza. A ello se une el mayor control en las fronteras, anunciado el pasado mes de julio y que implica que muchos pipa fumadores desistan de comprar en el extranjero labores que no pueden encontrar en España. Si al menos representa un regreso a los estancos sería una buena noticia, toda vez que el colectivo encargado de poner cara al monopolio del Estado en España lo está pasando francamente mal.

En Pipas y Tabaco (PYT) publicamos 98 entradas, frente a las 138 del año anterior. A lo largo del año, recibimos 42.865 visitantes, una cifra que mejora los 37.513 de 2020 con un promedio diario de 117. Gracias a todos vosotros. Las entradas más leídas fueron las dedicadas a la llegada de Chacom al mercado español, la presentación de Posella escrita por Tomeu y la descripción de la crisis del importador de Gawith Hoggarth en España. Aprovecho estas líneas para pedir disculpas por no haber podido mantener el ritmo que me hubiese gustado.

En todo caso, PYT seguirá ahí. Cualquier noticia y comentario son bienvenidos. También seguirá la Batalla de Labores que comenzará su tercera edición el próximo febrero. Algunos temas que no han podido salir, espero publicarlos en las próximas semanas.

Especialmente, las necrológicas a los pipafumadores que se nos han ido este año. No podíamos cerrar sin un homenaje a los que nos han dejado. Son todos de los que he tenido noticia. Enciendan su pipa, pongan la música, lean su nombre en este homenaje y, sin son creyentes, recen una oración por ellos.

Fanfarria para el hombre corriente, Aaron Copland

Pipa rota

Enero:  Giannino Spadoni (co-fundador de Mastro Paja y Finamma di Re). Raúl Artega Masse (pipafumador mexicano)

Febrero: Baldo Baldi (artesano italiano, de formas imposibles). Rolando Negoita (artesano rumano, también de navajas. Formas artísticas).

Septiembre: Eugeni Vila, (pipa fumador y presidente del Sant Cugat Pipa Club). Pepe Figols (integrante del Pipa Club de Zaragoza).

Octubre. Frank Burla (co-fundador del Festival de la Pipa de Chicago) Enzo Forresti, Aqualong (artesano italiano)

Noviembre: Matías Nicolau , pipafumador mallorquín, uno de los fundadores de Pipa Club España. Antonio Fernández Núñez, pipa fumador sevillano, del Pipa Club de Andalucía.

Y, hasta aquí, me repaso al año. Esperemos que 2022 sea más venturoso y nos traiga muchas alegrías y buenas fumadas.

Feliz año a todos.

6 comentarios sobre “2021: la tardía recuperación

Agrega el tuyo

  1. Un año complejo (otro más). Pero rico en lo que pertoca a éste espacio… eso si, gracias a ti Fer. Yo no he estado al nivel que requeriría una buena colaboración, es cierto.

    Gracias por estar ahí, y por tirar adelante éste proyecto. Éste año va ser un año importante, seguro. A ver como lo afrontamos y como nos vamos saliendo.

    1. Todos somos necesarios. Esto no va de protagonismos, sino de compartir una afición.
      Has hecho un gran trabajo en la taberna de las galaxias que es el rincón.

  2. Muchas gracias por tu blog, Fernando, paso poco pero es un placer leerte y ver este resumen del 2.021. Gracias por el esfuerzo de mantener la llama, lástima que no nos viésemos en Madrid.
    Esperemos que se vaya animando el 2.022, aunque no lo parezca estamos ante los últimos coletazos del bicho pese a la propaganda enorme que nos meten.
    En PipAlba, ya te anticipo estamos en la idea de hacer fumada salvo que lo hagan nuestros hermanos de Ericarte a los que aún con retraso les toca.
    Un abrazo, ánimo y feliz año a ti y todos los pipafumadores.

    1. Muchas gracias por tus palabras. Este año se me complicó ir a Madrid porque trabajaba. Me alegra saber que PipAlba prepara algo para este año. Será un placer poder contarlo aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: